jueves, 13 de marzo de 2008




(L'homme-enfant-ailes-de-mouette m'enveloppe le coeur... Je l'observe et l'embrasse du revers.)

Allí donde las palabras huecas caen se quedan quietas y tan solo hace falta el paso de un minuto para que agonicen, sucumban y se desvanezcan.
He pensado inventar y tejer palabras que estén colmadas de vegetación, globos, semillas, violines, astros... para que floten eternamente-siempre a la altura de tus ojos y bailar entre ellas como si fuésemos siluetas-azules de cualquier lienzo de Chagall.
Ese sería mi último momento.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Es sencillo leerte pq siempre se acaba soñando.
Besos

Verlaine dijo...

!¿Quieres darme un puto numero?!
Solo un numero compuesto de nueve numeros que a su vez seria un numero completo. ¿Tanto os pido, madame?

R. dijo...

Que no se te olviden, mi pequeña y amada ramera poner a volar tambien frente a mis ojos, millones de letras "O" y algun que otro brote de soja por eso de que temo quedarme ciego. Crear, maldita palabra que se nos atasca. Hazlo por mi, niña y puta corsaria

luis dijo...

si definitivamente eres de extremos: acarician o muerden tus textos. no se con que extremo quedarme, ambos me dejan sin saber que decir. por cierto, hoy te salude en la segunda planta y tu ni caso. me pregunte en que irias pensando. besitos

Paloma Fashion dijo...

Ya sabes guapa, como odio mi polla. Continua llamándome Paloma y yo te seguiré leyendo. Te lo prometo. ;)

¿? dijo...

"Amantes bajo la luna" Chagall
Miralo.

Anónimo dijo...

el más resuelto siempre tiene que contar con que llegará un dia en que se quedará sitiado. ¿En que lugar estas ahora tu la puta de Lafitte?
Saludos y besos

Verlaine dijo...

!Un numero! !Me muero!

Anónimo dijo...

si vuelas muy alto, yo me quedo en tierra: vertigo.
acepto alguna vocal que no ascienda mucho, ¿que tal la i?