domingo, 23 de marzo de 2008




- Monsieur quiero danzar por cubierta, bailotear con vos y con el viento... me subiré sobre la punta de vuestros pies y giraremos y os besare atropelladamente y os demostrare lo dichosa que soy y os mirare con devoción... !Ohhhh... cuanto os amo, Monsieur!. Y quiero ponerme ese vestido de dama elegante que me regalasteis y quiero que me digáis lo hermosas que lucen las estrellas esta noche y me susurréis lo que me amáis, ¿eh?... Y quiero sentir vuestras manos recorriendo delicadamente mi espalda mientras damos vueltas como si el mundo y la mar nos perteneciesen y que nos riamos de los locos que transitan por lugares donde no huele a salitre y quiero beber ron de vuestra boca y no detener nuestra danza y quiero que me supliquéis con fervor que abra mis piernas para vos cuanto antes porque me deseáis tanto... y quiero bailar, bailar, bailar contigo, Monsieur... ¿Sonreís con agrado?... Y tengo también otro antojo... Un capricho, una menudencia sin importancia... Concededmelo... Me haría tan feliz... Os lo ruego... ¿Veis a ese hombre que monda unas mandarinas? Si, aquel... el hombre de las mandarinas... pues antes de bailar con vos deseo yacer-copular-aparearme-tenderle-follar con él... ¿Si? ¿Si? ¿Si mon amour... mon petit trésor?
- !Zorra!
- !Egoísta! (aullo)


13 comentarios:

Pablo dijo...

Me rio de tus finales inesperados.
Cuidate y besos

tu compi dijo...

y por aki tb pase. !me gusta!
mañana t veo, no?

Anónimo dijo...

si, muy egoistas estos hombres jajajajajaja

r dijo...

las distancias no dejan de ser distancias aunque solo nos separen de los demas unos cuantos centimetros.
en este galeon es mejor ser un simple marinero que el capitan lafitte porque al menos siempre existira la posibilidad de caer contigo en un abismo.

Anónimo dijo...

Me pierdo, es como entrar en una novena dimensión.

elgrial dijo...

Excelente blog, exclentes entradas, me agrada sabes, comparto el dolor del desaliento. Saludos y gracias por haber visitado mi blog.

misántropo dijo...

Me encantan las mandarinas y soy muy torpe bailando. Te espero a proa, pero no tardes tengo que volver dentro de la escotilla.

Pdata. gracias por tu visita

Gonxalo Oyanedel dijo...

Gracias por las sonrisas regaladas

Verlaine dijo...

Aquí estoy de nuevo, la puta de monsieur Lafitte. ¿Pensabais que me iba a marchar asi como asi? ¿Que nunca mas leerias como os pido un numero? No seais boba, de sobra sabeis que insistire hasta conseguir hacer un homenaje a Verlaine: yo
Que placer leeros.
!El numero!

hombre-constelado dijo...

demasiados marineros se fijan en vos.
En cuanto pueda tiro alguno por la borda.
menos mal que solo tu sabes quien es el que come mandarinas.
Intentare colarme en tu camarote sin que me vea ese capitan.

Gonxalo Oyanedel dijo...

Por supuesto que puedes, mi estimada.

Haré lo mismo por ti, para visitarte más seguido

Besos

azul dijo...

Acuerdate, despues de tus putadas, besar a monsieur Lafitte porque corres el riesgo de ser lanzada por la borda; aunque pensandolo bien no creo que eso te importe mucho. El abajo y arriba de la vida te fascina. Nos vemos.

Agua sedienta dijo...

¿Acaso te gustaría montarte en una barca a la deriva y ver como los peces voladores saltan sobre tí y alguno te visita?